×
Buscar en :
Chopard - La Quattro en versión 4G

Chopard La Quattro en versión 4G

18 años después de su creación, el L.U.C. Quattro entra en su cuarta generación. A través de las variaciones estéticas, su movimiento visionario sigue de actualidad.

En 1993, Chopard lanza su proyecto de movimientos de alta relojería. Desde 1996, las instalaciones que tovavía no son una manufactura sacan su primer movimiento, el calibre 1.96 con micro-rotor que equipará el primer reloj L.U.C. moderno, el 1860. Luego en el año 2000, en los inicios de la explosión de la tendencia para el reloj mecánico, la marca lanza su segundo calibre, el 1,98 de carga manual. Fue renombrado 98.01 por un cambio de nomenclatura. Esta vez, Chopard se lanza en una segunda especialidad, la reserva de marcha larga. Con sus cuatro bariletes apilados de dos en dos y en serie, el calibre alcanza las 216 horas de marcha, equivalente a 9 días. En aquellos tiempos, la solución es innovadora y sobre todo permite resolver el principal problema de los relojes de gran autonomía, su falta de precisión. 

La Quattro en version 4G

La première L.U.C Quattro de 2000 © Chopard

Al final de los años 90, los calibres 8 días son de tecnología antigua, potentes cuando están cargado a tope y flojos cuando llegan al final de sus fuerzas, lo que fastidia la cronometría. Por su parte, el calibre 1.98, entrega su fuerza de forma más fluide. Lo que le permite estar certificado desde su nacimiento, y no ha cambiado desde entonces. En 18 años a penas ha sufrido cambios. El calibre sigue el mismo. Sólo fue declinado en distintas versiones, una con tourbillon, también enriquecida con un calendario perpetuo. Es muy reconocible porque es el único calibre del mercado en  mostrar a la vez, una reserva de marcha a las 12 horas y una fecha con pequeño segundo concéntrico a las 6 horas.

La Quattro en version 4G

La dernière L.U.C Quattro, présentée à Baselworld 2018 © Chopard

¿Cómo se puede explicar esta longevidad? Para empezar, a la naturaleza misma de la relojería. Al contrario de un motor de automóvil de una plataforma informática, un calibre sólo se fabrica si tiene una duración de al menos veinte o treinta años. Pero no hay que olvidar un principio esencial del funcionamiento de Chopard. La marca pertenece y está gestionada por una familia. A la cabeza de las actividades relojeras, un solo hombre, Karl-Friedrich Scheufele que siempre ha tomado decisiones de forma prudente, sin precipitarse. Al principio, ha optado por pedir ayuda a uno de sus vecinos de Fleurier, Michel Parmigiani, un hombre humilde. Es Parmigiani quién crea los primeros calibres L.U.C. convirtiendo el proyecto inicial en un producto duradero.  

La Quattro en version 4G

Le calibre 98.01-L et ses finitions © Chopard

La primera versión del Quattro se lanzó pués en 2000. Caja de oro de 38mm, esfera "guilloché" índices en forma de flecha facetados, el estilo es sobrio a la imagen de su presidente. Unos años después, para adaptarse a los canones de la época donde se imponían los diámetros grandes y los diseños exuberantes, el Quattro cambia de cara. Unos grandes números árabes marcan las horas y los que se ven en el indicador de reserva de marcha, son más grandes a los 8 días que en el 0 y la fecha ubicada a las 6 horas está más amplia. El "guiloché" ocupa ahora toda la esfera y está centrado sobre el 12. En 2015, nuevo cambio de rumbo hacía lo clásico, los números se convierten en romanos, curvados y elegantes. Los indicadores de la reserva de marcha y de la fecha optan por una tipografía bastón, negra. El diámetro se ajusta a 43 mm. El indicador de reserva de marcha dispone por lo tanto de más espacio y su aguja cambia de posición. 

La Quattro en version 4G

Montage des 4 barillets du système Quattro © Chopard

Ultima evolución hasta la fecha, el Quattro rejuvenece para la edición 2108 de Baselworld. Sólo 2 números, 3 y 9. Una reserva de marcha en abanico, regreso a los índices facetados y sobre todo una esfera satinada vertical en una mezcla de azul, gris y oro rosa que ofrece dinamismo a este modelo. No obstante, algunos puntos nunca han cambiado. Para empezar, la certificación cronómetro obligatoria en L.U.C. Luego un alto grado de acabados para el movimiento, decorado a mano y a la raquetería de cuello de cisne. Sin olvidar, un punzón de Ginebra de forma sistemática desde el 2015. Obviamente, impera la utilización de metales preciosos. El Quattro sólo existe en oro a parte de una versión de platino. 

La Quattro en version 4G

La Quattro au poignet © WorldTempus / David Chokron

Watch Finder

Buscar por:

Encuentra su reloj >

La marca

Chopard personifica la alianza entre la relojería y la joyería. Siempre ha sabido cumplir las expectativas basándose en cuatro valores esenciales: experiencia, tradición, innovación y compromiso con obras benéficas. Por otro lado trabaja duramente en la transmisión del conocimiento y habilidades relojeras a las generaciones futuras.

Saber más >

Todas las noticias >

Contactar la marca >

Todos los relojes >

También le intereserá