×
Buscar en :
Editorial - Baselworld 2019, guerra dialéctica

Editorial Baselworld 2019, guerra dialéctica

Baselworld atraviesa una tormenta tras las duras palabras del responsable de un gran grupo relojero y la dimisión del Ceo de la empresa que lo organiza.

Las declaraciones de Nick Hayek en la NZZ am Sonntag En este plácido domingo de verano, el mundo relojero recibió la noticia que el grupo relojero más grande del mundo no participaría en la feria relojera más grande del mundo el año que viene, pillando por sorpresa a los dirigentes de Baselworld.  

Fue la prueba de fuego para el nuevo director general de la exposición, Michel Loris-Melikoff, que había tomado su cargo hace menos de un mes. La respuesta llegó el día después en un comunicado de prensa que en cierta medida acentuaba los males de Baselworld. Para empezar, fue envviado después de las 18 horas cuando ya había finalizado la jornada laboral. Luego y aún peor que la hora de envío, su contenido parecía haberse preparado con prisa y no aportaba ninguna respuesta que hubiera podido aportar tranquilidad a las marcas que exponen en Baselworld y al mundo relojero en general. Por ejemplo, en el comunicado se promete "numerosos nuevos formatos e ideas" sin precisar cuales serán. 

No obstante, quedó claro en el comunicado que el espacio de exposición será una vez más muy diferente el año que viene. Tras haberse mudado de la Halle 1.2 à la Halle 1.1 en 2018, "Les Ateliers" se instalanrán en la planta baja, en la sección sur de la Halle 1.0 que se había quedado vacía este año.  La Halle 1.1 albergará "The Loop", una exposición sobre la relojería pero todavía no se sabe si estará sola o en el gran espacio abandonado el año pasado por algunas marcas. La Halle 1.2 se reabrirá para crear un espacio dedicado a los fabricantes de joyas, un día para la prensa con una fórmula totalmente nueva y para organizar por primera vez, una cumbre para puntos de ventas. También se habla de un amplio espacio "catering". Pero imagino que las marcas tienen preocupaciones más importantes que la comida durante la próxima feria. 

Mientras tanto, el Sr. Hayek ha sido todavía más duro en sus declaraciones realizadas para el canal CNBC durante la misma mañana. Ya no solo se trataba que el grupo ya no necesitaba estar presente en la feria sino una respuesta a la arogancia de la ejecutiva de Baselword que trata a las marcas que exponen como a "gente que solo tiene que pagar para y estar callado". Mr Hayek también declaraba que el Swatch Group buscaría alternativas más creativas que Baselworld retomando las ideas y el trabajao que esperaba de los organisadores de Baselworld. Una vez más reafirmó su decisión de no participar en el próximo Baselworld. Solo el tiempo nos dirá si se trata de una estrategia de negociación para obtener mejores condiciones o si realmente va en serio.

Por su parte, el Sr. Loris-Melikoff ha querido rebatir las palabras del Sr. Hayek, en las cuales afirmaba que las marcas no habían sido consultadas sobre los cambios previstos y ha enumerado las diferentes etapas de las presentaciones dirigidas a los expositores suizos e internacionales. También mencionó la presencia de un "alto ejecutivo del Swatch Group" aludiendo seguramente al CEO de Tissot, François Thiebaud, a su vez presidente del Comité des exposants suisses (una función que tendría que dejar si la marca ya expone en Baselworld).

Esta claro que mientras todas la industria relojera esperaba respuestas por parte de la ejecutiva de Baselword 2019, esta no ha sabido aprovechar la oportunidad para explicar cómo se presentará la próxima edición. Lo que realmente necesita en este miomento la industria relojera - sin olvidar a los accionistas de la empresa que gestiona Baselworld, el MCH Group - es transparencia. Tras la dimisión el viernes pasado del CEO de MCH Group, René Kamm, esperemos que su sucesor sabrá captar el mensaje.