×
Buscar en :
CHOPARD - Mille Miglia Classic Chronograph Racing Colours Edition

CHOPARD Mille Miglia Classic Chronograph Racing Colours Edition

Chopard celebra el 30 aniversario de su colaboración con la Mille Miglia con un nuevo modelo que declina en un torbellino de colores: Rosso Corsa, Speed Silver, British Racing Green, Vintage Blue et Speed Yellow.

Desde hace 30 años, los corazones de Chopard y la Mille Miglia laten al unísono. Se trata de un amor compartido por las maravillas de la mecánica y por las grandes prestaciones, que surgió con motivo de la pasión personal de Karl-Friedrich Scheufele, co-presidente de Chopard, por los automóviles clásicos. Además de ser un gran amante y muy entendido en los coches de colección, es un formidable piloto. Practica su afición al volante desde hace 30 años, conduciendo los más prestigiosos automóviles clásicos, con los que compite cada año en la famosa carrera. Esta unión, para siempre indisoluble, que se selló en 1988, cuando Chopard se convirtió en socio y cronometrador oficial de la Mille Miglia, inspiró aquél mismo año la creación de una colección de relojes del mismo nombre. Cada primavera, la prestigiosa prueba de resistencia reúne a más de 400 automóviles históricos, que compiten a largo de un encantador trayecto de mil millas, que discurre entre Brescia y Roma,  ida y vuelta. Esta legendaria prueba es el origen de la creación de unos emblemáticos iconos de la relojería, firmados por Chopard. 

 

La adjudicación de unos colores por naciones durante las carreras automovilísticas tiene su origen en los primeros años del Siglo XX. Para distinguir la nacionalidad de los pilotos, se les adjudicaba un color por país. El rosso scuderia italiano, el british racing green inglés, el gris de las flechas de plata alemanas, el amarillo de la bandera belga y, por último, el azul de los Bugatti y los Talbot para Francia. Aquí se encuentra la explicación de los colores históricos de los bólidos. Que los Ferrari sean rojos o los Aston Martin verdes no es fruto del azar, sino el resultado de una tradición que se remonta a los orígenes de las carreras más importantes, entre las que la Mille Miglia siempre destacó como una de las más deseadas.

 

Esta colección de cinco colores distintos es la perfecta ocasión para que los incondicionales de la Casa puedan adquirir una pieza de colección y puedan combinar una de estas esferas con su ropa o incluso con la carrocería de su coche. Una manera original de mezclar dos pasiones insaciables y a menudo compartidas, como el amor por la bella relojería y por los vehículos históricos de competición. 

 

Estos Mille Miglia Racing Colours siguen siendo unos cronógrafos de gran factura, de 42 mm de diámetro, fabricados por los maestros relojeros de Chopard en una serie limitada de 300 piezas, en cada uno de los diferentes colores de la esfera. Su calibre late a 28’800 alternancias por hora y está certificado por el COSC, lo que garantiza su precisión cronométrica durante las 42 horas de la reserva de marcha. Los Mille Miglia Racing Colours están inspirados en los bólidos que compitieron en las Mille Miglia de los años 1927 a 1940. Las esferas ofrecen una perfecta legibilidad nocturna gracias a la luminiscencia de los grandes números árabes y de las agujas. Tanto la delicada tipografía, en cursiva, como los contadores, se han inspirado en los cuadros de a bordo de finales de los años 1920 y destacan por su color plateado. El segundero presenta un extremo de color rojo vivo, para desgranar cada uno de los preciosos segundos de la carrera. El logo Mille Miglia, rojo y en forma de flecha, está situado en el mismo centro de la esfera, a las 12 h. Entre precisión, comodidad y elegancia, estos relojes se comportan como auténticos ayudantes de los pilotos cuando se lanzan a toda velocidad por las carreteras transalpinas, permitiéndoles correr con estilo. A las funciones del cronógrafo, destinadas a medir los tiempos cortos, se añaden el taquímetro, perfecto para medir las velocidades medias y el calendario con la fecha. 

 

Aunque durante esta época del año no suele suceder, también se puede dar el caso de que llueva durante la carrera y en entonces cuando el hecho de que el calibre sea sumergible a 50 m adquiere todo su sentido. Bajo la lluvia, la media de velocidad que se puede alcanzar no es la misma y no es raro que algunos de los equipos tengan que acabar la carrera de noche, momento en que las agujas cubiertas de material luminiscente permiten mantener un ojo sobre el taquímetro situado alrededor de los índices, sin tener que perder de vista la carretera. Los nuevos Mille Miglia Racing Colours son el símbolo de la auténtica pasión de sus propietarios por las carreras automovilísticas clásicas: pasión a la que un auténtico gentleman driver no renuncia jamás.

 

La marca

Chopard personifica la alianza entre la relojería y la joyería. Siempre ha sabido cumplir las expectativas basándose en cuatro valores esenciales: experiencia, tradición, innovación y compromiso con obras benéficas. Por otro lado trabaja duramente en la transmisión del conocimiento y habilidades relojeras a las generaciones futuras.

Saber más >

Todas las noticias >

Contactar la marca >

Todos los relojes >